EN LA PRIMARIA CARLOS PELLICER CÁMARA DE ESTRELLAS DE BUENAVISTA SE VIOLENTAN LOS DERECHOS DE LOS MENORES




Esta lacra social es la directora de la escuela 
“Carlos Pellicer Cámara”

            La sinvergüenza directora Ángela Pérez Palomeque al igual que Núñez dice que no  pasa nada, solo son percepciones. Junto con sus lacayas, violentaron los derechos de los niños, pues cuando varias madres de familia reclamaron que a sus hijos los habían metido al bote de basura, estas lacras de la sociedad amenazaron por separado a las criaturitas para que se retractaran.  Cabe resaltar que al hablar con los niños sin la presencia de sus padres o alguien de su confianza violentaron los derechos humanos de los alumnos, pues no hubo nadie que salvaguardara el interés superior de los menores, que se encuentra plasmado en la Ley para la Protección de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes. Aquí parece que hay gato encerrado, turbios negocios se deben estar haciendo.



Praxis Digital Redacción

            Hablando de pillos, sinvergüenzas, zánganos y vividores, así como de ratas coludas, con las colas muy largas, tenemos que hay un tremendo desgarriate que se está dando en la escuela primaria federal “Carlos Pellicer Cámara” del fraccionamiento Estrellas de Buenavista, aquí en el edén del Cambio Verdadero.

            Resulta que hace unos días unos alumnos de primer año metieron en el bote de la basura a una compañerita, esto lo hicieron luego de momentos de forcejeos, a continuación metieron a otros y al final todos se metían solos, un verdadero caos, pues sin ningún maestro a la vista los chiquillos hacen lo que se les antoja.

            Cabe señalar que ya en otras ocasiones, múltiples veces,  han pasado casos parecidos por la sencilla razón de que la directora del plantel, Ángela Pérez Palomeque y su caterva de incondicionales como son la maestra de educación especial Elizabeth Arias Rojas, la maestra Estrella Delgado Vidal, la maestra Guadalupe, además de la de educación física entre otras personas, como Tila Vázquez Lanestosa, una madre de familia que desde siempre se le ve muy pegada a la directora, pues nada más se la pasan echando la hueva y tragando, mientras disfrutan del clima de la dirección de la escuela.  

            Al ir a reclamar los padres de la niña que metieron al bote de basura, la directora  Ángela Pérez Palomeque con total valemadrismo y queriendo hacerse la graciosa, dijo que lo bueno es que el bote no estaba sucio. Que cínica la desvergonzada, hay que ser puercos pero no con sapillo.

            Cabe hacer mención que días antes a un niño lo levantaron entre varios y lo lanzaron, como en las películas, desde luego el pobre chico sufrió contusiones y un severo golpe en la cabeza que por poco se la parten.

            De igual manera hay un muchachito que tiene trastornos por déficit de atención e hiperactividad, y nada más se la pasa golpeando a los niños de diferentes salones, los padres se  han ido a quejar pero la directora y sus incondicionales dicen que los otros niños son los que tienen la culpa, pero se sabe que ese niño sufre un hogar con violencia pues el padre le pega a la señora, y esto lógicamente es visto por el menor.

            La realidad es que el padre es violento y la directora le tiene miedo, ya que incluso ha tenido problemas con otros padres, uno de los cuales ya le iba a dar de machetazos al energúmeno. Mientras esto ocurre la directora al igual que Núñez, dice que no pasa nada, que solo son percepciones.

            Por ello la supuesta maestra de educación especial Elizabeth Arias Rojas nada más lloriquea que ya ha trabajado mucho con el muchachito pero que no ha logrado nada, que no puede hacer más, que ya no está en sus manos, y se escuda diciendo que la Secretaria de Educación defiende al niño, que Derechos Humanos le va a poner una multa a la escuela si expulsan al muchachito.



LA SOLUCIÓN NO ES QUE SE VIOLENTEN LOS DERECHOS DEL MENOR, NI QUE LO EXPULSEN

     Esta pobre diabla es Elizabeth Arias Rojas
            El asunto verdaderamente grave es que ninguna autoridad ha acudido en ayuda de los menores que están sufriendo agresiones a manos de este niño tan violento, porque los agredidos también tienen derechos, como es estudiar sin sufrir agresiones, ya que puede darse el caso que en un acceso de ira, por la violencia que sufre en su casa, o porque no le den sus medicamentos, -a lo mejor ni recibe atención médica-, el niño agresor pueda enterrarle un lápiz, y hasta sacarle un ojo a algún compañerito.

            Pero además los alumnos de esa escuela primaria necesitan que les ayuden en contra de estos malos maestros, que no están cumpliendo con su obligación de cuidarlos mientras están en la escuela, ya que nada más se lavan las manos y se tapan con la misma sabana.

            En ese mismo tenor tenemos que la directora siempre está pidiendo aportaciones por diferentes motivos y causas, por ejemplo un desperfecto de luz que costaba ocho mil pesos la reparación, le tocaba a 25 pesos a cada padre de familia, pero pidió cien pesos para que el resto quedara en fondo. Lo que quería es que le quedaran 24 mil pesos en el fondo del bolsillo.

            Pero además la cuota anual es de 300 pesos por 320 padre de familia, lo que nos da 96 mil pesos y ya se los acabaron, pero los de nuevo ingreso aportan 200 pesos más, porque ya llegan a un salón con clima, pero también ya se debe 90 mil pesos de luz, diciendo la directora que si no los pagan los padres los alumnos ya no tendrán clima.

            De igual manera para este ciclo escolar quiso incrementar la cuota a 400 pesos, y quienes tuvieran dos niños pagarían 450 pesos, como varios padres se opusieron y le dijeron que entregara cuentas de todo el dinero usufructuado los niños sufren represión de parte de la directora y de sus lamebotas. 



DIRECTORA Y MAESTROS CULPABLES DEL DELITO DE OMISIÓN DE CUIDADO

            Retomando el punto de la agresión que sufren los alumnos, la directora con sus esquiroles, violentaron los derechos de los niños, pues cuando varias madres de familia reclamaron que a sus hijos los habían metido al bote de basura, estas lacras de la sociedad por separado amenazaron a las criaturitas para que se retractaran de lo que habían dicho a sus padres.

            Cabe resaltar que al hablar con los niños sin la presencia de sus padres o alguien de su confianza violentaron los derechos humanos de los alumnos, pues no hubo nadie que salvaguardara el interés superior de los menores, que se encuentra plasmado en la Ley para la Protección de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes, que se fundamenta en el párrafo sexto del Artículo 4º. de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, siendo sus disposiciones de orden público, interés social y de observancia general en toda la República Mexicana y tiene por objeto garantizar a niñas, niños y adolescentes la tutela y respeto de los derechos fundamentales reconocidos en la Constitución.

            El artículo tercero de esta ley señala que la protección de los derechos de niñas, niños y adolescentes, tiene como objetivo asegurarles un desarrollo pleno e integral, lo que implica la oportunidad de formarse física, mental emocional, social y moralmente en condiciones de igualdad. Debiendo resaltar que en este mismo artículo se menciona como uno de los principios rectores de la protección de los derechos de niñas, niños y adolescentes el de tener una vida libre de violencia.

            En el artículo 4º. De esta ley se señala que el ejercicio de los derechos de los adultos no podrá, en ningún momento, ni en ninguna circunstancia, condicionar el ejercicio de los derechos de niñas, niños y adolescentes.

            Por lo tanto estos supuestos maestros, amedrentaron, atemorizaron, y encauzaron que los niños se retractaran para que dijeran lo que a ellos como adultos les convenía, para no tener problemas con los padres inconformes con lo ocurrido a sus hijos.

            De igual manera pese a saber que el muchachito impetuoso sufre de violencia en su hogar, lo han dejado sin protección alguna, por lo que han cometido el delito de omisión de cuidado. De igual manera han cometido el delito de omisión de cuidado al abandonar los salones e irse a su tertulia diaria en la dirección de la escuela.  

            Asimismo en el artículo 6º. de la menciona ley se dicta que a falta de disposición expresa en la Constitución, en esta ley o en los tratados internacionales en los términos del artículo 133 de la Constitución, se estará a los principios generales que deriven de dichos ordenamientos, y a falta de estos, a los principios generales del derecho.

            Además la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en su artículo 3º. Párrafo II, inciso c), indica que la educación deberá contribuir a la mejor convivencia humana, a fin de fortalecer el aprecio y el respeto por la diversidad cultural, la dignidad de la persona, la integridad de la familia, la convicción del interés general de la sociedad, los ideales de fraternidad e igualdad de derechos de todos, evitando los privilegios de razas, de religión, de grupos, de sexos o de individuos.



                          A ELLOS SI LES DUELE

            Cabe destacar, solo como ejemplo, que como no son las familias de estas sinvergüenzas las que reciben  los madrazos del muchachito que sufre trastornos pues se hacen pijules, la directora no lleva a su hijo a que le parta la jeta el menor mal atendido, pero el asunto es que el día diez de septiembre de 2016, el año pasado, la maestra de educación especial, Elizabeth Arias Rojas, publicó en su perfil de Facebook lo siguiente:

            “Es increíble que estos guardias de seguridad nuevamente actúen con prepotencia y sintiéndose los dueños del hospital del seguro social clínica 46 de urgencias y aparte se burlen de los adultos mayores y si el familiar internado pide que entre el familiar por su prepotencia se nieguen y le digan a la paciente que no hay ningún familiar. Que paso con el director y subdirector médico que han legado la autoridad a estos tres irreverentes guardias. Ojo señores el servicio con estos prestadores de servicio y recuerden la mayoría de los sueldos se pagan con las aportaciones de los pacientes”. Transcrito tal cual, incluso los errores de ortografía.

           Lo anterior fue porque su señora madre estaba hospitalizada. Ahí si le dolió, porque fue a ella y a su madre a las que les hicieron ver su suerte, pero no es justo que se quiera cobrar con las criaturas que no se pueden defender. En este mismo contexto se les recuerda a estas pillas, que sus sueldos son pagados por los impuestos de los padres de familia.

            Pero claro si en el Gobierno del Cambio son unos pillos y unos inútiles, que no van a hacer estos maestros tan vividores.  Hay que investigar muy bien que es lo que está ocurriendo en la escuela primaria federal “Carlos Pellicer Cámara” en el fraccionamiento Estrellas de Buenavista, porque quien sabe cuántos negocios turbios se están haciendo por  ahí.



Share on Google Plus

About Luis Uriel Acosta Magaña

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario