¿Cumpleaños de la Patria?

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Lo encontre en la red, muy bueno, también la respuesta.

6 días atrás a la/s 07:16
Por: Francisco Martín Moreno
Creo, sin temor a equivocarme, que el hecho de conmemorar el Bicentenario de la Independencia de México, el 16 de Septiembre de 2010, responde nuevamente a un pernicioso y perverso acto de manipulación de la historia. De acuerdo a lo anterior, ¿cuándo se consumó la Independencia? Se consumó en Septiembre de 1821, fecha en la que sin duda nace un nuevo país y deja de existir la Nueva España a raíz de la suscripción del Acta de Independencia de México, así como de los tratados de Iguala y de Córdoba.
Dicho sea con el debido sentido del humor, ¿cuándo se debe festejar el cumpleaños de una persona, el día de su gestación o el día de su nacimiento? De acuerdo a lo anterior, el cumpleaños de la patria no debe festejarse cuando el cura Hidalgo dio el Grito de Dolores en 1810, porque tan pronto como nueve meses, es decir, al terminar julio de 1811, el famoso cura, así como el resto de los insurgentes, ya habían sido pasados por las armas. No es sostenible el hecho de alegar que en ese momento se dio la independencia de México, como tampoco se dio durante la heroica gestión de José María Morelos y Pavón, quien igualmente fue fusilado en diciembre de 1815, después de haber sido degradado y villanamente torturado por la iglesia a la que él decía deberle todo. ¿Se debe llamar Padre de la Patria, si es que es válido, semejante título, a quien inició el levantamiento armado o quien lo consumó diez años después por más que la figura histórica de Iturbide continúe siendo despreciable con las debidas justificaciones?

Entonces bien, si ni Allende, ni Hidalgo, ni Morelos consumaron la independencia, ¿por qué Hidalgo cuenta con todo el crédito histórico? ¿Vicente Guerrero sí consumó la independencia? Podría aducirse que fue efectivamente uno de los consumadores del movimiento, pero la realidad fue muy distinta. Me explico: ¿Por qué se da finalmente la independencia de México? Se da porque en 1812, se había promulgado la Constitución de Cádiz, que contenía una serie de disposiciones anticlericales que empezaron a aplicarse en España. Sin embargo, cuando vuelve al poder Fernando VII, al concluir la invasión napoleónica, dicha Carta Magna fue suspendida y dejó de ser aplicada, hasta que en 1820, después de otro movimiento, los liberales rescataron dicho clausulado histórico para empezar a aplicarlo de nueva cuenta en España. Las autoridades clericales españolas vieron con horror cómo sus bienes, sus privilegios y sus fueros no solamente estaban amenazados, sino que empezaban a ser definitivamente privados de ellos, en acatamiento a lo dispuesto por dicha Constitución de evidente vanguardia liberal. Si la iglesia católica española vio con muy malos ojos estas disposiciones, basta imaginar cómo el clero católico latinoamericano, fundamentalmente el mexicano, también contempló con una grave preocupación el hecho de aplicarla en la Nueva España, porque implicaría pérdidas gigantescas patrimoniales, así como de fueros y de privilegios jurídicos y políticos. De modo que para que no se aplicara en México era conveniente romper con España cualquier vínculo político, es decir, convocar a la independencia de la misma manera que lo hicieron casi el resto de la colonias españolas en América, de modo que se hundiera la iglesia católica española pero que se rescataran los bienes clericales americanos, de acuerdo a las instrucciones dictadas desde Roma. ¿No es curioso que casi todas las independencias latinoamericanas se dieron prácticamente al mismo tiempo?

No se debe perder de vista, que en aquellos años de principios del siglo XIX, la iglesia católica mexicana era propietaria de prácticamente el sesenta por ciento de la propiedad inmobiliaria del país, además de contar con bancos financieros llamados Juzgados de Capellanías y de Obras Pías, además fincas urbanas, fincas rústicas y policía secreta, salas de tortura, privilegios y fueros, desde el momento que los sacerdotes no podían ser juzgados por los tribunales civiles, sino que para eso disfrutaban de los tribunales eclesiásticos, en donde podían rehuir la aplicación de la ley vigentes para cualquier otro ciudadano.

Matías Monteagudo, arzobispo de México y antiguo inquisidor también, junto con Juan Ruiz Cabañas, obispo de Jalisco, decidieron romper con España, en el entendido que era la única fórmula existente para que la iglesia católica no perdiera su patrimonio. Era evidente para ellos que, si en la Nueva España se llegaba a aplicar la Constitución de Cádiz, el daño para las instituciones católicas mexicanas hubiera sido de proporciones incalculables. De ahí es donde Matías Monteagudo decide invitar a Agustín de Iturbide para que éste consumara la independencia de España, no para lograr la libertad de México, no para rescatar de la miseria a millones de indígenas, no para ilustrarlos, no para generar riqueza, no para ayudar a la nación, no por buscar la soberanía del país, sino el único objetivo que lo movía era el de preservar el gigantesco patrimonio económico de la iglesia católica, que finalmente Juárez logró destruir transitoriamente través de la Guerra de Reforma, financiada con las limosnas pagadas por el pueblo de México.

Quien suscribe un pacto con Vicente Guerrero, extraviado en la sierra del sur con el ánimo de acabar con cualquier resistencia armada de los insurgentes, es precisamente Agustín de Iturbide. Es falso que hubiera habido tal abrazo de Acatempan, de lo que me ocuparé en otro espacio, dadas las enfermedades y el mal del pinto que existía entre las tropas guerrerenses. Iturbide tuvo miedo a un contagio, por lo que el tal abrazo, en primer lugar no se dio por esta razón, pero tampoco en Acatempan…

Finalmente, desfila el Ejército Trigarante en la Ciudad de México, el 27 de Septiembre de 1821, curiosamente el día del cumpleaños de Agustín de Iturbide, sin que se hubieran disparado más que dos o tres tiros de mosquete. Se podría decir que la independencia de México se logró sin violencia y que en el desfile participó precisamente el Ejército Trigarante de manera mayoritaria, no así el Ejército Insurgente. Ya hubiéramos querido ver la cara de Hidalgo, de Allende y de Morelos, al haber visto este desfile ignominioso, en el que Guerrero también formó parte, pero de ninguna manera al frente, sino perdido entre la tropa. ¿Y los insurgentes? Jamás fueron tomados en cuenta en el imperio. Guerrero cayó en el engaño de la iglesia y, por supuesto, de Iturbide.

Ésta es otra versión de la historia de la independencia de México, misma que no se dio como una respuesta popular y como un movimiento ciudadano para lograr la libertad y la independencia, sino que fue, en todo caso, una movilización del clero católico para evitar daños en sus gigantescos intereses. Por todo lo anterior, Iturbide no se cansaba de repetir que "la independencia se justificó y se hizo necesaria para salvar la religión católica", o que no lo animaba otro de deseo "que el de conservar pura la santa religión que profesamos", de la misma manera en que Apodaca, el virrey confesaba: "me mueve sólo el deseo de que se conserve pura y sin mezcla nuestra religión, o no ha de existir Iturbide…"


KAROLINE QUEZZAD 3 días atrás a la/s 22:42
MÁS PREOCUPANTE ES EL HECHO DE DECIRNOS INDEPENDIENTES.. Y CUÁNTAS EMPRESAS TRANSNACIONALES HAN ECHADO SUS REALES AQUÍ..Y AUN MAS HABLAR DE JUSTICIA, NO SOLO DE INDEPENDENCIA Y SOBERANÍA... LIBERTAD E IGUALDAD... CUANDO HAY MÁS DEL 50%DE LAS FAMILIAS VIVEN AL DÍA...Y LOS SALARIOS SON 20 VECES MENOS QUE LOS DE LOS PAÍSES DESARROLLADOS.. ME PARECE QUE NO HAY MUCHO QUE CELEBRAR CUANDO VIVIMOS EN UN PAÍS EN DONDE LA IMPUNIDAD PRIVA.. EN DONDE HOY LA IGLESIA CATÓLICA QUIERE REGRESAR AL SIGLO XVI.... LOS PERSONAJES AHÍ ESTÁN,, RECUERDE.... JAVIERO QUE FUERON REIVINDICADOS DESPUÉS DE LA REVOLUCIÓN Y CUANDO GOBERNÓ UN SOLO PARTIDO EN EL PODER...HOY NO SE PREOCUPE YA SE PRETENDE DE MANERA OFICIAL BORRAR POR PARTE DE LOS PANUCHOS LA HISTORIA,, AUNQUE UN PLUMAZO.. Y QUÉ DECIR DE LA MARGINACIÓN EN LA PROVINCIA MEXICANA, EL CAMPO, LOS INDÍGENAS.. ESTÁ CAÑÓN... Y POR ESO LE DOY PARTE DE LA RAZÓN...QUE TENEMOS QUE CELEBRAR HOY?????? MAS MUERTAS EN JUÁREZ, MAS CRÍMENES SIN ESCLARECER.. MÁS ATROPELLOS A LA CIUDADANÍA EN UNA GUERRA FALLIDA?.... QUE CELEBRAR???? EL QUE HAY MAS TIENDAS WALL-MART.... MAS CIUDADES JODIDAS POR LA MALA PLANEACIÓN URBANA.. MÁS NIÑOS EN LOS CRUCEROS SIN SIQUIERA UNA TORTA EN LA BARRIGA??
Share on Google Plus

About Luis Uriel Acosta Magaña

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario