El más reciente reporte del INEGI ubica a Villahermosa como la ciudad más insegura del país




TRIBUNA POLÍTICA

  • Relevo en la Secretaría de Seguridad Pública
 
Gonzalo Ruiz Glori
gonzaloruiz@tribunapolitica.com
            La inseguridad en Tabasco tiene totalmente rebasado al gobierno del estado, y van tomando decisiones a bote pronto derivadas de los acontecimientos que se suscitan, no estamos para nada en contra del relevo dado en la Secretaría de Seguridad Pública, es más estamos totalmente de acuerdo en que era necesario, lo que cuestionamos es la designación de Miguel Ángel Matamoros como nuevo titular de dicha Secretaría.
            ¿Cómo se piensa abatir el alto índice delictivo que hay en el estado, nombrando para ello a uno de los causantes de que esos altos índices que hoy tenemos en Tabasco se hayan dado?, el nuevo Secretario de Seguridad Pública estuvo colaborando estrechamente y en la toma de decisiones, con los dos generales que le antecedieron en el puesto, ahora sí, que nos quieren vender como solución al problema de la inseguridad, a alguien que forma parte de ella.
            No pretendo ser pájaro de mal agüero pero, hasta el dicho lo dice «Lo que mal empieza, mal acaba», y no vemos por donde vayan a cambiar las cosas, esto que acaba de hacer el gobierno de Tabasco, es querer darnos a los tabasqueños atole con el dedo, responde más a presiones desencadenadas por los altos índices delictivos que hay en la entidad, y al reciente reporte del INEGI que ubica a Villahermosa como la ciudad más insegura del país.
            Recientemente, se dieron dos hechos delictivos que desencadenaron en la salida del ex titular de la Secretaría de Seguridad Pública, el general retirado Sergio Martínez Luis, primero la caída en el cumplimiento de su deber de un policía asignado al área de la policía bancaria, deceso que se atribuye al equipamiento con que contaba el elemento caído, pues portaba un revólver viejo y al parecer en mal estado.
            El otro hecho que propicio el relevo en Seguridad Pública, fue sin lugar a dudas el linchamiento perpetrado contra unos encuestadores en el municipio de Centla, hecho por demás reprobable bajo cualquier circunstancia, pero, que nos deja claro que el pueblo de Tabasco vive atemorizado y aterrado ante tanta delincuencia, lo que ha propiciado que los ciudadanos en el afán de protegerse, decidan hacer justicia por propia mano.
                                                          PURO SHOW MEDIÁTICO
            Simultáneamente, a la presentación de Miguel Ángel Matamoros como nuevo secretario de Seguridad Pública en el Estado, se suscitó un asesinato reprochable, un verdadero acto vandálico en el que le quitaron la vida a un ser humano de manera salvaje, cobarde y artera, porque eso fue lo que hicieron los que le quitaron la vida al profesional en derecho y director del Semanario Cronómetro, licenciado Franklin Espinoza Cámara.
            El asesinato del profesional del periodismo, a manos de vándalos habilitados como meseros y elementos de seguridad de un bar, vino a desnudar la falta de reacción de la policía estatal, que fue evidenciada en su nula capacidad de reacción ante actos vandálicos de ésta magnitud; estos hechos no sucedieron en un lugar apartado, escondido, tenebroso y obscuro, sino que se dieron a plena luz del día y en el centro de la ciudad de Villahermosa, sí  así como usted lo está leyendo.
            Éste asesinato artero se dio precisamente en el centro de la ciudad, lugar que seguridad pública decidió blindar hace poco más de un año debido al alto índice delictivo de la zona, para ello implementó un operativo permanente, lo dividió en cuadrantes, y anunció con bombo y platillos que habían logrado disminuir la incidencia delictiva en un 80%, lo que ha quedado demostrado que no es cierto, que la percepción de inseguridad se debe realmente a la propia inseguridad.
            Preguntamos al Gobierno de Tabasco y a la Secretaría de Seguridad Pública en particular ¿cuándo van a reconocer que están totalmente rebasados por la delincuencia? eso sería más honesto de su parte y poner a la ciudadanía sobre aviso para que no sean sorprendidos por la delincuencia que día a día prolifera, porque dígame usted amable lector y/o lectora de que han servido los operativos implementados por seguridad pública.
            De que ha servido que hoy tengan el centro de la ciudad dividido en siete cuadrantes, el séptimo anunciado ya por el nuevo Secretario de Seguridad Pública y que dicha zona se encuentre resguardada por más de 115 policías, divididos en tres guardias, y que para vigilar se cuente con más de seis patrullas, 12 motocicletas y una gran cantidad de cámaras de seguridad colocadas estratégicamente, si el delincuente sigue actuando impunemente.
            Resulta una ofensa para la ciudadanía y en particular para los deudos de nuestro compañero periodista víctima de la delincuencia, que seguridad pública haga público que con la vigilancia permanente de los cuadrantes por parte de los policías, hay una respuesta casi inmediata a los llamados de auxilio de la ciudadanía, en el Centro Histórico de Villahermosa; cuando pudimos constatar con éste asesinato que la capacidad de respuesta ante un acto vandálico es nula.
            Desde ésta columna se exige al Gobernador del Estado, al Fiscal, y al Secretario de Gobierno que se esclarezcan los hechos en que perdiera la vida el periodista Franklin Espinoza Cámara, que se dé con el paradero del o los responsables y que se haga justicia; al Secretario de Seguridad Pública que analice a conciencia en qué están fallando porque la delincuencia prolifera y los tabasqueños vivimos aterrados y atemorizados de perder la vida a manos de los delincuentes. Hasta la próxima entrega.
               Publicado en la Revista Suceso Político edición 563 de fecha 24 de Agosto de 2016
Share on Google Plus

About Luis Uriel Acosta Magaña

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario